La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, encabezó este lunes el primer día de trabajo junto a sus ministros en un encuentro a puertas cerradas en el complejo turístico de Chapadmalal, al que se sumó el jefe de Gabinete, Marcos Peña, para analizar el escenario político de cara a las próximas elecciones legislativas. 

La primera jornada del denominado "retiro" de trabajo estuvo repartida entre el balance que los integrantes del gabinete provincial hicieron de sus respectivas gestiones y el análisis de la coyuntura política, sobre el que uno de los presentes dijo: "Somos optimistas", informaron a Télam fuentes de la gobernación.

El encuentro se puso en marcha temprano, pero tuvo una breve interrupción a media mañana, cuando Vidal se dirigió hacia la vecina Mar del Plata, para acompañar al ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, al jefe de gabinete Marcos Peña, y a la secretaria de Obras Públicas, Manuela López Menéndez, en el anuncio de la construcción del Metrobus en la ciudad balnearia.

Tras ese acto, que se realizó en la plaza ubicada frente al Casino Central, en medio protestas de integrantes de movimientos sociales, la gobernadora regreso acompañada por Peña hacia la villa de veraneo inaugurada en 1947 por Juan Domingo Perón.

Vidal se hospeda desde el domingo por la noche en Chapadmalal, al igual que gran parte del gabinete, de cara al encuentro a pocos metros del mar que comenzó hoy formalmente y que se extenderá hasta mañana.

Se trata del segundo "retiro" de este tipo en el mismo escenario: el primero se realizó a fines de septiembre del año pasado. Y al igual que en aquella oportunidad, la presencia de Peña permitió que parte de la jornada inaugural estuviera puesta en el análisis de la situación a política a nivel nacional. 

El jefe de gabinete realizó durante al almuerzo una suerte de "estado de la cuestión" de la Argentina, y en un ambiente "descontracturado", abrió un diálogo con preguntas de los participantes, según comentó uno de los presentes.

A pocos días del cierre de listas y a menos de dos meses de las elecciones primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO), algunas encuestas acompañaron el menú, opcional entre milanesa con puré, empanaditas caprese, pizza, y brochette de carne y pollo.

"Estamos bien, somos optimistas", fue uno de los comentarios que recogió esta agencia al hablar con los que analizaron los números. 

Luego del postre (queso y dulce, almendrado, bombón suizo o ensalada de frutas), Peña dejó la villa turística cerca de las 14 y unas dos horas después regresó a Buenos Aires desde el Aeropuerto de Mar del Plata.

Las reuniones de trabajo, que se realizaron en el quincho de la Unidad Presidencial, tal como ocurrió en diciembre último cuando el presidente Mauricio Macri reunió en el mismo lugar a los miembros de su gabinete, continuaron por la tarde.

Vidal y los ministros retomaron el balance de la gestión con presentaciones e imágenes, y abordaron cuestiones vinculadas con la administración en la provincia.

Las fuentes consultadas por Télam señalaron que "la campaña y la composición de las listas siempre son un tema de conversación, pero no fueron el único eje de trabajo de hoy".

"Además, no todos los ministros presentes participan en lo que es el armado", graficó otro hombre de Cambiemos alojado en la villa turística.

Entre los presentes estuvieron el vicegobernador, Daniel Salvador; el jefe de gabinete, Federico Salvai, jefe de la campaña de Cambiemos en territorio bonaerense, y Joaquín De la Torre, ministro de Gobierno y al mismo tiempo uno de los referentes de la gobernadora en el interior de la provincia y en localidades como Mar del Plata.
 

Comentarios
Comentarios