El presidente Mauricio Macri salió este jueves a cuestionar duramente la decisión del Senado de dar media sanción al proyecto de ley de emergencia ocupacional y se dirigió al jefe del bloque de legisladores del FPV, Miguel Angel Pichetto, a quien cuestionó porque "dice una cosa y hace otra".

Es que Pichetto había advertido que ese tipo de norma "en la gestión de Eduardo Duhalde, no había funcionado" pero "después hace otra cosa e impulsa" la iniciativa opositora que pretende frenar los despidos por 180 días en los ámbitos público y privado.

Durante un acto en el municipio de Ezeiza, Macri anunció un plan de viviendas como parte de las iniciativas del Gobierno para "generar trabajo de calidad" y denunció que la política votada por el Senado, en este caso la ley que obtuvo media sanción el miércoles busca "poner trabas y bloqueos" al gobierno nacional.

"No es el camino que ha emprendido nuevamente la política equivocada ayer en el Senado de la Nación y me sorprende, porque hasta al senador Pichetto escuché decir que ya habían puesto una ley prohibiendo los despidos con la doble indemnización en la época de Duhalde y no había funcionado", señaló Macri y agregó: "Con lo cual no había que hacerlo, entonces, no entiendo senador Pichetto: dice una cosa y después hace otra".

En un breve discurso de 9 minutos al lanzar un programa de viviendas en el distrito bonaerense de Ezeiza, acompañado por la gobernadora María Eugenia Vidal, el intendente peronista Alejandro Granados y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, Macri manifestó al borde del grito, su fuerte malestar por la media sanción de la ley de despidos que votó el Senado y que ahora deberá analizar la Cámara de Diputados.

Macri acusó a Pichetto -jefe del bloque del fpV-PJ- de "impulsar a votar una ley que destruye el trabajo de los argentinos, que perjudica a los argentinos".

"Yo les dije, y lo voy a cumplir, no solo voy a generar empleo, en cada momento voy a decir la verdad y la verdad es que no es el camino esa ley", dijo Macri al referirse a la situación que es denunciada por las cinco centrales sindicales que marcharán mañana para reclamar que se frenen los despidos.

En ese marco, Macri señaló que los efectos que generaría ese proyecto de ley si fuera sancionada por Diputados, "ya lo hemos visto, lo hemos recorrido. Hace 12 años se sancionó esa ley y no funcionó" señaló ante lo cual, preguntó a los senadores de los distintos bloques de la oposición: "¿Entonces por qué repetir las cosas que no funcionan?".

"Por qué engañar a nuestra gente si sabemos que vamos a conseguir trabajo no desde la arbitrariedad, sino desde la confianza de ser creíbles, confiables, respetables", arengó.

Macri -quien la semana pasada había anticipado la posibilidad de ejercer el veto en caso de que salga la ley del Congreso- dijo que su gobierno empezó "estos meses a resolver conflictos y lo vamos a seguir haciendo, más allá de las trabas y los bloqueos que nos pongan, como es lo que se dio media sanción en el día de ayer".

La respuesta del senador

Pichetto no se quedó callado: esta noche salió al cruce de la embestida y apuntó que él "no" es "el dueño del Senado" y que la media sanción del proyecto de emergencia ocupacional fue aprobada por "más de los dos tercios" de los votos y por una decisión "del conjunto del arco político argentino".

"Le recuerdo además al Presidente que la votación de la Emergencia Ocupacional en el Senado tuvo un resultado de más de los dos tercios de los votos. Yo no soy el dueño del Senado sino que ayer hubo una decisión mayoritaria del conjunto del arco político argentino que con su decisión acompaña el reclamo de los trabajadores", dijo Pichetto en declaraciones a los cronistas acreditados en la Cámara alta.

Pichetto aseveró: "Nunca dije que la ley similar, que aprobamos durante el gobierno de Eduardo Duhalde, haya sido mala o no haya servido, sino que era una coyuntura más dramática y compleja que la actual, y que fue un remedio imprescindible y necesario para aquél momento".

"El actual momento no tiene aquella gravedad, pero, precisamente, ante los primeros síntomas de la destrucción del empleo que se verifica hoy, esta ley apunta a evitar llegar a situaciones de esa complejidad", completó el jefe de la bancada mayoritaria del Senado.

También, indicó que "esperamos que, en los 180 días que establece la Emergencia, la economía nacional se recupere" y aclaró que "la iniciativa que sancionamos es equilibrada y racional ya que no es retroactiva, no afecta a los nuevos empleos y tiene como finalidad llevar tranquilidad a los trabajadores que viven esta situación con angustia".

E insistió en que "el debate de esta ley de Emergencia Ocupacional era un tema que el Gobierno Nacional debería haberlo previsto, ya que fue pública la presencia de las centrales sindicales en el Congreso de la Nación donde sostuvieron con fuerza la necesidad de esta legislación".

"El Gobierno Nacional, en vez de confrontar y anunciar futuros vetos, debería haber transitado el camino del consenso, de acuerdo económico y social entre empresarios y sindicatos. Precisamente debería haber buscado el camino del diálogo que fue una de las líneas constantes del discurso electoral que tuvo el año pasado el Presidente", abundó el senador.

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios
Comentarios