Laura Higuita es una maquilladora y estilista colombiana de 25 años, tiene un salón de belleza ubicado en Palermo, Buenos Aires. A su abuela, le surgió un trabajo en la argentina por un año y ambas abandonaron su país natal en busca de un futuro mejor. Finalmente, hace ya cuatro años que viven en el país junto a su hermana y su mamá, que llegaron hace menos de un año.

-¿Cómo te definís?

Soy una persona muy trabajadora. Soy muy alegre, me gusta ver siempre el lado positivo de las cosas. No me gusta hacerle mal a la gente y si es que puedo me gusta ayudar.

-¿Qué estudiaste?

Siempre he estudiado todo lo que es la belleza desde actualizaciones de corte y técnicas hasta peinados. Estudié en varias instituciones de Colombia y aquí también, pero me enfoqué en aprender sobre maquillaje. En cuanto a cabello, estudié en la academia de Oscar Colombo y en el Instituto Argentino de Peluquería. Hace 10 años estudio todo esto, no había salido del colegio y ya estaba haciendo cursos de peluquería; siempre me gustó mucho.

-¿Cómo consideras al maquillaje?

El maquillaje es magia, un arte en el que uno se sorprende con cada cosa. Puede que el otro se sorprenda para mal o para bien –risas-. Pero para mí, es como hacer magia.

-¿Consideras al maquillaje una pasión? 

Definitivamente es una pasión, lo siento así, saca lo mejor de mí. Cuando maquillo se me olvida el resto, hasta el tiempo se me pasa más rápido. 

-¿Cómo definís la tarea de maquillar?

Es un arte y para la gente que lo tiene como profesión, es para vivir. Es un servicio que se ofrece a todo el mundo y después vivís de eso. Si te gusta maquillar mejor, porque lo haces con el mayor gusto del mundo, lo haces con pasión.

-¿En qué te fijas primero para decidir cómo vas a maquillar a una persona? 

Primero que todo el tipo de rostro, con el rostro defino lo que voy a hacer. Me fijo también en el  color y tipo de piel, de pelo y de ojos. Para maquillar tengo un problema con las cejas porque tienen que quedar perfectas. Sobre todo porque en argentina a las mujeres les gusta mucho el maquillaje natural, entonces no hay forma de definirles bien las cejas. Por ejemplo aunque maquilles perfecto los ojos, si las cejas están horribles, nadie va a fijarse en los ojos, sino en las cejas. Son el marco de la cara, un trabajo no queda bonito si la ceja no queda perfecta. 

-¿Qué productos utilizas? 

Uso los productos de Kryolan, Mac y Coastal Scents. Sobre todo Kryolan, porque es una marca profesional y dura mucho, es ideal para televisión y fotografía.

¿Cuáles son tus colores favoritos para maquillar?

Los colores tierra: Los dorados, marrones y champagne. Y de los colores oscuros me gustan el negro y los grises. Me gusta mucho que se note el maquillaje. En el caso del color negro siempre lo hago con mucho cuidado, hay que aplicarlo de a poco e ir intensificando, para que no quede mal. 

-¿Hay alguna técnica de maquillaje con la que estés o no de acuerdo? 

Estoy de acuerdo con la técnica del baking -es un “horneado” que se realiza en ciertos puntos de la cara-, mientras más tiempo se deje, más dura el maquillaje. Para mí, cada cosa que voy viendo es algo nuevo.

-Si tuvieras que elegir una cosa sencilla que puedan hacer las mujeres para mejorar su belleza natural, ¿qué sugerirías?

Tener la cara limpia siempre. Si usan maquillaje, siempre hay que limpiarse por la noche. Yo les recomiendo que nunca duerman con el maquillaje, aunque a veces llego tan cansada que no me lo quito -risas-. Las mujeres cuando duermen con el maquillaje, están durmiendo con el rostro sucio y al otro día amanecen brotadas, por eso, se les engrasa o reseca la piel. En cambio, cuando se sacan el maquillaje, se levantan con la piel bien. Antes de maquillar también hay que cuidar la piel usando algún primer y protector solar.

-¿Qué tipo de clienta te negarías a maquillar?

A una persona que todo el tiempo este criticando, que no le vea nada positivo a lo que una está haciendo, que me corrija mientras estoy haciendo el trabajo cuando todavía no lo he terminado.

-¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo y qué es lo que más te sorprende?

Lo que más me gusta es la cara de las personas cuando termino mi trabajo, porque les gusta y quedan contentos, me llena de felicidad. Me pasó que no les ha gustado cómo les quedó pero se soluciona aunque queda el malestar de que al otro no le gustó. Si el maquillaje le quedó mal, le digo a esa persona que regrese otro día para corregirlo, pero la mayoría de las veces tuve suerte con eso, tanto con el peinado como con el maquillaje. He trabajado para casamientos, fiestas de quince y bautismos.

-¿Cuál es la tendencia que está usando?

Se viene todo tipo de smoking, pero con tonos más marrones y más naturales.

-¿Qué importancia tiene el maquillaje en cine o televisión?

Es muy importante, uno maquilla y ve el rostro de una manera, pero a la hora de filmar cambia totalmente, uno mismo se da cuenta rápido cuándo hay que corregir algo. Tiene que ser perfecto el maquillaje porque se nota demasiado cuando está mal y en el peinado hay que tener cuidado con el frizz.

-Y entre el maquillaje de pasarela y el cotidiano, ¿qué diferencia existe?

Es más fuerte el de pasarela, porque la gente te ve desde lejos y tiene que notarse el maquillaje.

 

- ¿En qué proyectos participaste?

He trabajado con modelos que no son conocidas. Ahora estoy maquillando para una serie web sobre los años 90 que todavía no se estrenó. Yo maquillo a los actores que hacen de adolescentes del colegio y la serie se va a llamar Aula 99.

- ¿Existe mucha competencia entre los maquilladores? 

Yo no creo que competencia, pero sí hay muchos maquilladores. La calidad del trabajo la pone uno, pero la envidia sí existe en este rubro aunque yo no lo veo como una competencia. Por ejemplo, cuando estábamos por abrir mi salón de belleza nos dimos cuenta que en esta zona hay muchas peluquerías. 

- ¿Qué es lo más importante que hay que tener para ser maquillador profesional?

Lo más importante es la pasión por el maquillaje, si no te mortificas toda tu vida haciendo algo que no te gusta. Por ejemplo, yo no lo hago pensando en la plata, pero hay gente que lo hace por plata y lo hace bien. Todo le llega a uno por la forma de pensar que tiene.

- ¿Qué maquilladores te inspiran?

Tengo dos, una es Nathacha Ninna de República Dominicana y la otra es Camila Coelho de Brasil. Las dos usan una técnica muy parecida que es bien power; lo que me gusta es que se nota que la otra persona está maquillada y la idea del maquillaje es que se note.

- En lo personal y lo profesional, ¿Cuáles son tus sueños? 

En lo profesional, mi sueño es que la peluquería sea bien identificada, que venga mucha gente y que sigan volviendo. Me gustaría ser reconocida como maquilladora; viajar para seguir aprendiendo, para llevar ideas a la peluquería. En lo personal, me voy a casar el diez de diciembre y ese es un sueño mío y de mi pareja. También me gustaría tener un bebé, porque me gustan mucho los niños.

 

Laura Higuita salón de belleza, es un espacio integral unisex creado especialmente para el bienestar, belleza y salud. Ofrece atractivos y variados servicios estéticos como peluquería, maquillaje social y artístico y belleza de manos y pies. Es atendido por profesionales especializados en asesoría de imagen.

 

Datos de contacto:

 

Ubicación:  Guise 1921 (Palermo)

Horario: lunes a sábado de 10 am a 10 pm.

Teléfono: (011) 4824-5192

Redes sociales: 

Facebook: 

 

 

 

 

Comentarios
Comentarios