El gobierno de Venezuela ordenó la "suspensión y salida inmediata de las transmisiones" de la cadena estadounidense CNN en Español, a la que acusó de difundir "propaganda de guerra" que atenta contra la estabilidad democrática del país.

La decisión fue tomada por la reguladora Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), que también informó en un comunicado oficial que abrió un "proceso administrativo sancionatorio" contra la emisora.

El procedimiento "obedece al contenido que viene difundiendo la citada cadena internacional de noticias de forma sistemática y reiterada en el desarrollo de su programación diaria", dice el comunicado.

Agrega que de esa programación "se desprende de forma clara y perceptible contenidos que presuntamente constituyen agresiones directas que atentan contra la paz y la estabilidad democrática de nuestro pueblo venezolano, ya que los mismos generan un clima de intolerancia".

"Es por todo lo antes expuesto que esta Conatel ordenó como medida preventiva la suspensión y salida inmediata de las transmisiones del canal de noticias CNN en español en el territorio nacional", completa. 

Poco antes de que se conociera la decisión de la Conatel, la ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, acusó a la CNN de realizar una "propaganda de guerra" contra su país.

La señal estadounidense fue duramente criticada por el gobierno después de haber difundido un informe sobre la supuesta venta de pasaportes venezolanos a ciudadanos del Medio Oriente supuestamente vinculados con el terrorismo y el narcotráfico.

Rodríguez consideró que la CNN puso en marcha una "operación de guerra psicológica, de propaganda de guerra contra nuestro país, montada en falsedades".

"Todo lo que pretendieron vender en ese programa es absoluta mentira, da pena; pretendieron vincular al gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, a sus altas autoridades con un presunto tráfico de pasaportes al servicio del terrorismo internacional; es algo muy grave", protestó la ministra en una conferencia de prensa.

El informe periodístico está basado en el aporte de un ex diplomático venezolano en Bagdad llamado Misael López, a quien la canciller Rodríguez acusó de ser "un agente infiltrado por la oposición" venezolana.

"Son curiosas las conexiones de este personaje, de este testigo estrella de CNN con la oposición venezolana", alegó. "Si no fuera tan poco serio daría risa, pero como es muy grave, es trágico, porque sabemos lo que significan las campañas mediáticas que preceden a las invasiones contra naciones soberanas", añadió. 

El domingo pasado, el presidente Nicolás Maduro había acusado a la CNN de “manipular” información y afirmó que la quiere “bien lejos” y “fuera” del país caribeño.

“Algunos medios de comunicación, como CNN, trataron de manipular; no pueden manipular; ese es un asunto nuestro, de los venezolanos; CNN que no meta su nariz, CNN bien lejos, caballero, yo quiero a CNN bien lejos de aquí”, dijo Maduro en su programa dominical de televisión.

Comentarios