La aerolínea irlandesa Ryanair suspendió varios vuelos, a distintas partes del mundo, dejando varados a sus pasajeros. Esto genero un fuerte descontento entre los usuarios, quienes horas después se enteraron que la compañía cancelará unos 2.300 vuelos ya programados y vendidos hasta fines de octubre. 

Ver ademásSindicato aéreo contra las low cost: "Habrá una lluvia de cadáveres"

Esta noticia duplicó las críticas ya que la lista de disconformes es cada vez más amplia, y ahora no sólo involucra a quienes ya sufrieron la suspensión de su viaje, sino también a quienes quieren saber si podrán tomar el vuelo, como tenían previsto, o no. Además, exigen que mayor eficacia, ya que podrían dar un listado de los viajes que serán cancelados. 

En ese sentido, la firma no precisó cuáles serán los vuelos afectados, pero sí dio un número aproximado: entre 41 y 50 vuelos diarios de aquí a dentro de seis semanas. 

Comentarios
Comentarios