A mas de dos meses de ser elegido presidente de los Estados Unidos, Donald Trump dio su primera conferencia de prensa en Nueva York.

El magnate reiteró que construirá el muro en la frontera con México, y que ese país pagará por ello. Añadió que espera que se agilice el proceso y que Mike Pence, su vicepresidente, está trabajando en eso: "Yo no voy a esperar un año y medio para construir el muro, ni voy a ponerme de acuerdo con México", dijo.

Trump se refirió a las empresas que operan en otros países y reiteró una de sus promesas de campaña, que intentaría que muchas se quedaran en el país y no en otras naciones. Afirmó que Ford y Chrysler, empresas automotrices, ya prometieron instalar nuevas plantas en Estados Unidos. Además afirmó la necesidad de recuperar la industria farmacéutica.

Con respecto al hackeo informático que sufrió el partido republicano, Trump aseguró que:  "No solo hemos sido atacado ciberneticamente por Rusia, sino también por otros países del mundo".

En esta línea, ha negado categóricamente cualquier acuerdo bajo cuerda con el presidente ruso: «No tengo ningún trato con Rusia y tampoco ningún préstamo», ha declarado Trump quien se ha mostrado seguro de que el país presidido por Putin respetará más en el futuro a los Estados Unidos después de que mejore la seguridad informática. Posteriormente, ha vuelto a echar mano de China: «22 millones de cuentas hackeadas por China, porque no tenemos defensa y las personas que nos dirigen no saben lo que están haciendo», en una clara crítica hacia la administración saliente.

Comentarios
Comentarios