Gessica Notaro es reconocida en el mundo del espectáculo italiano por haber sido finalista de Miss Italia hace diez años atrás, pero ayer dejó impactados a todos los televidentes del "Maurizio Constanzo Show" por las secuelas que sufre, hasta el día de hoy en su cara, a causa de los excesos de su ex novio, Edson Traves.

Cuando llegó al estudio estaba tapada con una chalina y a pesar de que el conductor le indicó que podía quedarse tapada para reservar su imagen, Notaro le dijo que prefería destaparse: "Quiero que se vea lo que me hizo. Esto no es amor", lamentó la modelo que fue rociada con ácido. 

Notaro y Traves se conocieron en la ciudad de Rímini, cuando ella trabajaba como adiestradora de delfines en el Acuario local. Estuvieron muy enamorados, salieron dos años y hasta llegaron a convivir juntos, hasta que un día se terminó. A partir de ese momento, la mujer empezó a  sufrir acoso por parte de su ex pareja y por eso lo denunció. Aunque el juez le había prohibido acercarse a ella, siguió amenazándola reiteradamente, con llamadas, mensajes y visitas.

El 10 de enero, cuando ella volvía a su casa después de trabajar, fue atacada por el africano. "Mientras el ácido me comía la cara, yo rezaba a Dios: 'quitame la belleza, pero por lo menos dejame la vista'", contó. 

Finalmente, Edson Traves fue encarcelado por violencia de género y una vez que su condena termine será deportado a su país y le prohibirán la entrada a Italia. Aun así, la vida de Gessica Notaro dio un giro rotundo, tuvo que dejar su trabajo y su cara sigue comprometida por las secuelas de aquel martes de enero. 

 

Edson y Gessica

Comentarios
Comentarios