Michel Temer habló de su situación luego de que se hayan conocido una grabación en la que pedía sobornos. El mandatario había sido grabado por los dueños del frigorifico JBS, Joesley y Wesley Batista quienes entregaron este audio y vídeos al Supremo Tribunal Federal (STF). 

En un corto discurso por cadena nacional indicó enfáticamente: "No renunciaré. Repito: sé lo que hice, sé sobre la rectitud de mis actos" y agregó: "En ningún momento autoricé que se pagara a nadie, no compré el silencio de nadie. Por una razón sencilla, no temo ninguna delación; no tengo nada que esconder". También señaló: "La grabación fue realizada de manera ilícita" y volvió a ratificar que no necesita comprar el silencio de nadie. 

Temer también mencionó: "Mi gobierno vivió en esta semana su mejor y su peor momento" ya que se conocieron datos económicos favorables. Por su parte, el STF le recomendó que renuncie pero se negó y sostiene el argumento que es víctima de una conspiración, este Tribunal le inició una investigación por haber pactado el pago de esos sobornos. 

Comentarios
Comentarios