La ruta que conduce al pequeño poblado de Ferryland, en la península canadiense de Avalon, sufrió un embotellamiento debido al evento natural que capturó la atención de los que por allí transitaban y se bajaron de sus vehículos para capturar el momento en el que una enorme montaña de hielo pasaba junto a la costa, producto del desfile que se produce a causa del deshielo y que ha dado el nombre al lugar como  “El pasaje de los icebergs”.


Bajan por allí desde el Ártico cada primavera, aclaran los residentes del poblado, sin embargo este ultimo iceberg se ha anclado por lo que podría durar más de lo estimado y acostumbrado trayecto en el lugar, ofreciendo e los amantes de la fotografía la oportunidad de registrar el majestuoso evento.

Comentarios
Comentarios