La policía francesa detuvo temporalmente al padre y al hermano del hombre abatido hoy en el aeropuerto parisino de Orly por intentar arrebatarle el arma a un militar, informaron medios franceses. 

Los familiares no son sospechosos sino que fueron detenidos para prestar testimonio. El hombre abatido es un ciudadano francés de 39 años, residente en la localidad de Garges les Gonesse, al norte de París, informó France Info, que agregó que la policía registró su domicilio. 

La televisión BFMTV indicó que el hombre estaba fichado por hechos de delincuencia común y tráfico de drogas, pero que recientemente había salido de prisión y los servicios de inteligencia lo seguían por su presunta radicalización.

Al volante de su auto, un Renault Clío, el individuo fue controlado por la policía esta misma mañana sobre las 6.50 horas (2.50 de Argentina) en la localidad de Garge les Gonesse, momento en el que disparó contra una agente con una pistola de cartuchos, lo que le provocó heridas leves, informó la agencia EFE.

Posteriormente se dirigió al sur de la capital y en la localidad de Vitry, vecina de Orly, robó un coche y amenazó a los clientes de un bar, según el relato del ministro del Interior, Bruno Le Roux. Ese vehículo fue encontrado en el estacionamiento del aeropuerto. En tanto, la terminal Oeste del aeropuerto de Orly reabrió sus puertas, informó Aeropuertos de París a través de su cuenta de Twitter.

Sin embargo, la terminal Sur continúa cerrada, y es previsible que siga así durante las próximas horas, según medios franceses. El tiroteo, que ocurrió a poco más de un mes de las elecciones generales y a dos días del debate presidencial, podría cambiar el actual escenario.

Comentarios
Comentarios