Mientras aguarda la mejor salida para dejar de ser el DT de la selección de Chile, Jorge Sampaoli fue recibido con una lluvia de insultos por parte de los fanáticos de la Roja, cuando arribó al país. 

El argentino aseguró en las últimas horas que se siente un rehén, pero que debería "robar un banco" para pagar la cláusula de salida. De todos modos, la relación está rota y no seguirá siendo el DT del seleccionado. 

Comentarios
Comentarios