El gobierno de Venezuela decretó hoy el Estado de Emergencia Económica en todo el país por un lapso de 60 días en los que apuntará a construir políticas estratégicas para reformular el sistema financiero y productivo del país, según señaló este mediodía el vicepresidente del Área Económica, Luis Salas.

La emergencia le permitirá al Ejecutivo venezolano asignar presupuestos especiales, dispensar trámites cambiarios y ejecutar acciones indispensables para el abastecimiento ya fortalecer el aparato productivo nacional.

En los considerandos del decreto 2.184, publicado hoy en la Gaceta Oficial, se explicar que la medida se puso en marcha debido a un malestar social producido por sectores desestabilizadores, en coordinación de factores externos e internos.

Este plan de emergencia económica había sido anunciada el último 7 de enero por el presidente Nicolás Maduro, quien dijo que su gobierno enfrenta “una verdadera guerra económica”. En ese discurso, el mandatario solicitó apoyo del pueblo venezolano para entregar el decreto de emergencia ante el Parlamento, cuya mayoría opositora ha rechazado la medida.

Los ajustes se hacen necesarios, explicó el presidente, tras los ataques de la guerra no convencional que ha afectado al pueblo venezolano, tales como el desabastecimiento impulsado por la derecha y la baja en los ingresos provenientes de la renta petrolera.

Según anunció Salas,  el decreto ahora será remitido a la Asamblea Nacional para su aprobación y al Tribunal Supremo de Justicia para que se pronuncie sobre su legitimidad.

Comentarios
Comentarios