Un posible francotirador atacó a balazos el frente de la fiscalía de Villa Gesell y dejó herido a un policía que custodiaba la sede. Con este episodio, se encendió el alerta de las autoridades y la policía que, a través de testimonios de vecinos y turistas, supieron sobre ataques contra viviendas y perros, así como también disparos al aire durante la noche. 

La situación de miedo y alerta que se vive en la localidad balnearia fue revelada por el abogado Javier Miglino, titular de la organización Defendamos la República Argentina, quien reveló: "Hay alarma en la Costa Atlántica, en especial en Villa Gesell por la aparición de un francotirador que ataca, aparentemente con un rifle de aire comprimido y que habría disparado en varias oportunidades contra el frente de la Fiscalía Descentralizada de esa localidad hiriendo a un miembro de la Policía Bonaerense que se hallaba de custodia".

Por Radio El Mundo, el abogado expresó: "La gente está un poco mas preocupada lamentablemente. Es una temporada muy floja, la peor en 30 años, y que encima pase esto, de alguna manera la gente empieza a preocuparse".

"Los vecinos nos han manifestado su preocupación porque al característico sonido de 'tiros al aire' que se oyen cada noche en Villa Gesell, hubo ataques a perros y casas, aparentemente con balines y ahora el hecho más importante, un ataque a tiros contra el edificio de la Fiscalía de Villa Gesell en el que un policía que se hallaba de consigna fue herido en una pierna", dijo el abogado.

En el caso interviene la Comisaría Primera de Villa Gesell, a través de su titular el Comisario Marcos Matías, el subcomisario Walter Castro de la Delegación de Investigaciones de la ciudad y Policía Científica.

"Este caso recuerda a los emblemáticos casos de francotiradores en la Ciudad de Buenos Aires como el que ocurrió en marzo de 2015 en el barrio porteño de Villa Urquiza cuando el colombiano Diego Nicolás Radulovich Abastante de 38 años de edad fue procesado por 'Tentativa de homicidio' y detenido por la Policía Federal luego de realizar numerosos disparos con un revolver calibre 38 desde la ventana de su departamento en la calle Roosevelt al 4800", concluyó Miglino.

Comentarios
Comentarios