El Superclásico de verano en Mar del Plata dejó a un tendal de expulsados. River se quedó con el triunfo pero el encuentro terminó con cinco jugadores menos. Patricio Loustau expulsó a tres jugadores de Boca y a dos del equipo de Gallardo, en un encuentro marcado por la violencia adentro de la cancha.

Pese las infracciones y las protestas desmedidas que hubo en el clásico y que obligaron al árbitro a dejar a ambos equipos con menos jugadores, las sanciones de los futbolistas serían mínimas y no les afectaría para jugar en el torneo local. Es decir, que la pena que deben cumplir será en el mismo torneo de verano.

Consultado por Infobae, el ex árbitro internacional Ángel Sánchez aseguró que "el tribunal de disciplina del verano es muy light", admitiendo que la importancia de las sanciones no es la misma que durante los campeonatos oficiales. "Si el Tribunal fuese más duro podría ayudar a que estos sucesos no sucedieran", sostuvo.

Ante la ola de expulsiones que hubo en el clásico del sábado, Sánchez explicó que "la única forma en que una pena deba cumplirse en el campeonato es si la sanción excede las cuatro fechas". En ambos clubes estiman que las sanciones no serán severas y que lo peor que les sucederá es que algunos de sus jugadores se perderían el próximo Superclásico en Mendoza.

En principio, a ninguno de los jugadores les darían más de dos fechas. El Tribunal de Disciplina evaluará el informe del árbitro y luego, en caso de ser necesario, llamará a declarar a los jugadores involucrados en la pelea que ocurrió en el final del partido.

Sánchez consideró que "hay que castigar con más dureza desde el Tribunal de Disciplina y desde los clubes con sanciones económicas" para que los jugadores empiecen a cambiar. Además, señaló que "el Tribunal debería poder actuar de oficio cuando el árbitro se equivoca o no ve algo puntal".

En lo que respecta al arbitraje de Loustau y la cantidad de expulsiones que hubo en el partido, el Director de Formación Arbitral de la AFA, Miguel Scime, le dijo a Infobae que "el arbitraje fue bueno ya que Loustau respondió a todas las indicaciones que le dimos antes de que comiencen el torneo".

Scime destacó la tarea de los nuevos asistentes que completaron el equipo arbitral (en total fueron seis árbitros), y afirmó que "todas las expulsiones fueron correctas y aplicadas en tiempo y forma".

Además, sostuvo que "hubo algunas desprolijidades en el arbitraje propias del partido", en referencia al momento en que varios jugadores suplentes ingresaron al campo de juego y se metieron en el tumulto. Scime consideró que tendrían que haber tenido una sanción disciplinaria.

Anoche Patricio Loustau expulsó a Jonathan Silva, "Cata" Díaz y Gino Peruzzi en Boca, y a Jonathan Maidana y Leonardo Pisculichi en River. Los laterales xeneizes vieron la tarjeta roja por duras infracciones ante Gabriel Mercado y "Pity" Martínez. El capitán de Boca fue expulsado por protestar.

Por el lado del equipo millonario, Maidana se retiró del partido luego de pegarle un cabezazo a Tevez y Pisculichi por meterse a empujar a los jugadores de Boca cuando estaba en el banco de suplentes. El partido terminó con cinco expulsados y las pulsaciones muy altas. Luego llegaron las autocríticas de ambos lados pero el hecho ya se había consumado.

 

Comentarios
Comentarios