La Policía jujeña llegó a la plaza Belgrano y las adyacencias para concretar el desalojo de la Tupac Amaru y otras organizaciones con dos órdenes judiciales, pero las agrupaciones accedieron sólo a liberar los cortes de las calles aledañas.

La fuerza de seguridad arribó al lugar encabezada por el ministro de Seguridad jujeño, Ekel Meyer, quien junto al fiscal Mariano Miranda le entregaron a los líderes de las organizaciones la notificación de las órdenes judiciales.

Las agrupaciones levantaron los cortes de las adyacencias pero advirtieron que no se retirarán de la plaza Belgrano hasta que no sea liberada la líder de Tupac Amaru, Milagro Sala, quien permanece detenida desde el sábado último.

Comentarios
Comentarios