Más de 500 efectivos de distintas fuerzas de seguridad continuaban esta noche con rastrillajes en distintos campos en localidades del centro santafesino en busca de los tres prófugos que se fugaron hace 12 días del penal bonaerense de General Alvear, mientras que se reforzó la seguridad en otras cuatro provincias.

En tanto, continuarán en prisión los cinco detenidos por su posible participación en la evasión de los hermanos Christian (44) y Martín Lanatta (42) y Ví­ctor Schillaci (35) y otros dos acusados de haber adulterado la camioneta en la que presuntamente se movilizaban los fugitivos cuando balearon a policías.

Según fuentes policiales, los operativos se realizaron en la zona rural comprendida entre las localidades de San Agustí­n, Matilde y San Carlos, y se busca a los prófugos casa por casa y auto por auto, pero los resultados fueron negativos.

En un radio de 30 kilómetros, en medio de una zona de maizales, pastos y profusa vegetación, trabajaron los efectivos de Gendarmerí­a Nacional y de las fuerzas provinciales, apoyados por helicópteros y francotiradores.

El presidente comunal de San Agustí­n, Emiliano Mónaca, señaló que se suspendieron todas las actividades sociales y deportivas en la localidad porque todos los esfuerzos están puestos en colaborar con la investigación.

"La gente esta muy preocupada y siguen encerrados en sus viviendas con mucho miedo, estos son delincuentes muy peligrosos", dijo el funcionario comunal.

Los procedimientos se realizaron en la rutas nacionales 11, 34, 168, en la autoví­a 19, en las autopistas a Rosario, Córdoba y Buenos Aires, en los micros de transporte de pasajeros y camiones, como así­ también en cada vehí­culo que circuló por esas ví­as de comunicación.

La búsqueda se centró en esas zonas luego de que ayer, tras dos allanamientos en la localidad santafesina de San Carlos, los prófugos atacaron a tiros a un grupo de gendarmes en dos ocasiones e hirieron a dos de ellos.

El comandante Mario Valdez (44) fue dado de alta esta mañana mientras que Walter Aguirre (31) se encuentra fuera de peligro, pero continuaba internado.

A raíz de esto hecho, la Procuradurí­­a de Narcocriminalidad (Procunar), a cargo del fiscal Diego Iglesias, pidió que se refuercen los puestos de control y vigilancia tanto en rutas como en caminos vecinales de Chaco, Santiago del Estero, Jujuy, Córdoba y Santa Fe.

Iglesias colabora en la causa que tramitan el juez federal Sergio Torres y el fiscal Jorge Di Lello, ambos de la Capital Federal, quienes tratan de determinar si los prófugos contaron para su fuga con el apoyo de organizaciones narcocriminales.

Paralelamente, avanzaron otras dos causas en las que se investiga si los prófugos recibieron ayuda para el escape, registrado el 27 de diciembre por la madrugada, y la Justicia resolvió que sigan detenidos cinco sospechosos.

Uno de ellos es Marcelo "El Faraón" Melnyk (35), quien declaró esta tarde que los fugitivos estuvieron sólo "cinco minutos" con él en su quinta de la localidad bonaerense de Florencio Varela y que no les dio ni armas ni dinero.

Según el abogado Hernán Carluccio, su cliente es "amigo" de Ví­ctor Schillaci, al que visitó hace un tiempo en la cárcel, pero no colaboró en la fuga.

No obstante, el fiscal general de Azul, Cristian Citterio, amplió la acusación en su contra de "encubrimiento" a "partí­cipe necesario" de la fuga y resolvió que continúe preso en el penal de Sierra Chica.

También seguirá detenido Franco Schillaci (32), hermano de Víctor, a quien el fiscal apunta porque estuvo en la cárcel un día antes de la fuga y debido a que tuvo su celular apagado la madrugada del escape, presuntamente para no poder ser rastreado.

Su abogada, Elizabeth Gasaro, aseguró que fue al penal porque era el cumpleaños de Víctor y que no le entregó ningún elemento, ya que había por lo menos cinco personas que lo custodiaban.

Los otros detenidos por el caso son Matí­­as Gambuza, Rubén Darío Spital, alias "Huevi", y Carlos Alberto Spital, alias "Paraguayo", apresados ayer tras 17 allanamientos en la zona sur del conurbano.

Por su parte, en la causa que tramita el juez de Garantí­as de La Plata César Melazo se dispuso que Raúl Lorenzetti (58) y Héctor Wagner (54) queden detenidos por el delito de "participación necesaria en la tentativa de homicidio calificado" de los policí­as Fernando Pengsawath (23) y Angelina Lucrecia Yudati (33).

Los dos están acusados de haber adulterado la camioneta en la que se cree se movilizaban los tres evadidos del penal de General Alvear cuando hirieron a balazos a dos policí­as de la localidad bonaerense de Ranchos y se negaron a declarar ante el fiscal de Coronel Brandsen, Mariano Sibuet.

En el marco de esta investigación, los pesquisas sospechan que pueden estar ante la presencia de una organización más compleja de lo que pensaron en un principio y no descartaron que se hayan utilizado varias camionetas en una "maniobra distractiva" para complicar la búsqueda de los tres prófugos.

Comentarios
Comentarios