Javier Saviola rescindió su contrato con River y no viajará con el plantel para la pretemporada. La duda del conejo es buscar un nuevo rumbo o pensar en el retiro. Por el momento, el delantero de 34 años no seguirá en el fútbol argentino. Luego de no mostrar el nivel esperado en su regreso a mediados del año pasado, optó por continuar su carrera en el exterior.

El ex jugador del Barcelona regresó al Millonario el 23 de junio de 2014, después de estar 14 años jugando en equipos europeos, pero más allá de la conquista de la Copa Libertadores, en la que casi no participó, nunca pudo terminar de encajar en el equipo de Marcelo Gallardo.

En los 16 encuentros que disputó, fue titular en 11 y sólo completó los 90 minutos en tres oportunidades en duelos en los que el Millonario jugó con mayoría de suplentes por tener la cabeza puesta en otras competencias. Lo más curioso es que no pudo marcar.

Uno de las jugadas más claras. Si no entró esta...

 

A esto se le suma que no disputó ni un minuto en el último Mundial de Clubes, se decidió a buscar nuevos horizontes porque sabe que corre muy atrás en la consideración de Marcelo Gallardo. Lo que si está claro es que su futuro no está en Argentina.

Mediante este comunicado se despidió de River: "Escribo el presente comunicado para dar a conocer que luego de analizar mi situación actual con el cuerpo técnico, tomé la difícil decisión de no continuar jugando en el Club Atlético River Plate. Hubiese querido tener un final distinto en mi regreso a River, pero a veces los sueños no se concretan como uno quiere. Pese a ello, me llevó la enorme alegría de haber regresado al club que me vio nacer, conocer excelentes compañeros y disfrutar la obtención de títulos importantísimos, siempre acompañado de la mejor hinchada. Gracias a mis compañeros por su apoyo y a la directiva por darme la posibilidad de regresar. Les deseo los mayores éxitos. River siempre estará en mi corazón. Un cariño grande para todos".

Javier Saviola se despide de una manera similar que Pablo Aimar. Mirá como jugaban en sus inicios:

 

 

Comentarios
Comentarios