Las fuerzas de seguridad nacionales, Prefectura, Policía Federal y Gendarmería Nacional sumados a la policía de la provincia de Santa Fe, continuaban esta mañana con los operativos tendientes a dar con el paradero de los dos delincuentes que aún permanecen prófugos , Cristian Lanatta y Victor Schillaci.

La búsqueda está centrada a partir de la zona donde fue apresado ayer Martín Lanatta y particularmente en dirección al río Paraná, ante la presunción de que los prófugos hayan intentado y eventualmente logrado, cruzar hacia la provincia de Entre Ríos.

Los investigadores presumen que Cristian Lanatta y Víctor Schillaci se separaron de Martín Lanatta ante la imposibilidad de que éste pudiese continuar con la huida a raíz de las heridas sufridas en el vuelco.

También se especula con que Martin Lanatta se haya entregado como estrategia para permitir que los otros dos pudiesen escapar y porque en todo caso podía "negociar" tras su detención con las autoridades judiciales a cambio de su declaración.

camioneta.jpg

Sin embargo esta mañana un moderado optimismo reinaba entre los integrantes del Comité de Crisis que instalado en el aeropuerto de Sauce Viejo, en Santa Fe, encabeza la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich: los prófugos se habrían quedado sin la persona que manejaba la "logística" de la fuga, ya que habría indicios muy concretos respecto a que el ahora detenido era quién conducía o "manejaba" al grupo en su derrotero.

De la misma manera sostienen que se han quedado sin los "fondos" necesarios para seguir sustentando su escape, ya que encontraron dos valijas repletas de dólares en la camioneta volcada y no sería mucho lo que han podido cargar en sus mochilas.

Pero también creció la preocupación dado que todo hace suponer que Cristian Lanatta y Schillaci son los "más violentos" y más decididos a no entregarse sin resistencia. Apoyan esta teoría en las declaraciones del vecino rural al que asaltaron y robaron pertenencias, quién manifestó que fue Martín Lanatta el que le salvó la vida porque los oros dos los querían "liquidar" para que no hable.

Por otra parte investigan además el papel que jugó realmente Juan Ignacio Reynoso, el empresario cordobés de 31 años que trabaja para un reconocido laboratorio. Según sus propias declaraciones, los prófugos lo secuestraron el jueves en la ruta de acceso a San Carlos para sacarle su camioneta y lo tuvieron 36 horas cautivo en su departamento.

La declaración de Reynoso ante un fiscal "no fue coherente", según revelaron fuentes judiciales y se sospecha que pueda haber colaborado con los delincuentes, sobre todo teniendo en cuenta que el ploteado, más allá de lo rústico, debió hacer sido diseñado y concretado por alguien habituado a ello.

Los hermanos Cristian y Martín Lanatta y Víctor Schillaci, condenados por el triple crimen de General Rodríguez, ocurrido en 2008, se escaparon del penal de General Alvear el 27 de diciembre pasado, y desde ese momento son intensamente buscados por fuerzas provinciales y nacionales.

Ayer, en una confusa jornada, fue capturado Martín Lanatta, y pese a que en un momento se anunció que los otros dos prófugos también habían sido apresados, finalmente se confirmó que habían logrado huir.

 

Comentarios
Comentarios