Scott Kelly, astronauta de la Nasa, subió una fotografía de una zinnia de color naranja a su cuenta de Twitter, la que acompañó con el texto "La primera flor cultivada en el espacio".

Se trata de una flor cultivada en la Estación Espacial Internacional (ISS) y será clave para ayudar a los científicos a comprender cómo los cultivos pueden sobrevivir y crecer con microgravedad, un conocimiento fundamental para futuras exploraciones humanas de larga duración, como un viaje a Marte.

La EEI anteriormente ya había probado cultivar otras especies. En 2015, los astronautas pudieron comer con gran éxito la primera ensalada de lechuga astronáutica. Treb Smith, director del proyecto "Veggie", explicó a ABC, que "la planta de zinnia es muy diferente de la lechuga, es más sensible a parámetros ambientales y características de la luz.

Tiene una duración de crecimiento más larga, entre 60 y 80 días. Por lo tanto, es una planta más difícil de cultivar, y permitiendo que florezca, se convierte en una buena precursora de la planta del tomate".

El crecimiento de la zinnia marcaría el inicio de lo que puede ser la creación de un propio sistema de autocultivo, para que los astronautas puedan sobrevivir largo tiempo fuera del planeta.

 

Comentarios
Comentarios