Por medio de un decreto, el Gobierno nacional declaró la Emergencia de Seguridad Pública por un año para "revertir la situación de peligro colectivo" y con el objetivo declamado de "ir a fondo" contra el delito complejo, el crimen organizado y el narcotráfico. La medida también autoriza el derribo de aviones.

El decreto de emergencia en seguridad incluye las Reglas de Protección Aeroespacial que deja abierta la puerta al derribo de aeronaves "hostiles".

El artículo 9 establece: "Protección del espacio aéreo. Apruébanse las reglas de protección aeroespacial, que, como Anexo I, forman parte del presente decreto". En ese anexo se determinan las reglas autorizadas en todo el territorio argentino a partir de este decreto, y en el documento se señaló: "Está autorizado el uso de la fuerza por medios del Sistema de Defensa Aeroespacial para el derribo y/o destrucción de vectores incursores «declarados hostiles»".

La definición de aeronave hostil se detallaron aquellas que "por sus características, en el marco de la situación y exigencias de la misión, implican una probabilidad de daño o peligro a los intereses vitales de la Nación".

Comentarios
Comentarios