El viaje de Mauricio Macri al foro económico de Davos hizo que Gabriela Michetti quede a cargo del poder ejecutivo nacional. En los últimos cinco gobierno electos, los vicepresidentes tuvieron un rol mediático destacado. 

Carlos Chacho Álvarez, vicepresidente del gobierno de Fernando De La Rúa.

chachoalvarez20.jpg

El 6 de octubre del año 2000, Carlos "Chacho" Álvarez renunció al cargo de vicepresidente para el que había sido elegido menos de un año antes, en la histórica elección de la Alianza que catapultó a Fernando de la Rúa a la primera magistratura.

"Es una crisis terminal en el vínculo con la gente", lanzó Chacho en medio de un discurso de alto tono ante seguidores que lo vitoreaban y vieron esa decisión como un fuerte gesto ante las denuncias de compra de voluntades para aprobar la ley de flexibilización laboral impulsada por el oficialismo.

Daniel Scioli, vicepresidente de Néstor Kirchner:

danielscioli.jpg

El exgobernador bonaerense mantuvo varios cruces con el entonces presidente de la Argentina. Entre los temas de polémica estuvieron las derogaciones de las leyes de punto final y obediencia debida, la inseguridad y la privatización de servicios públicos. 

Julio Cobos, el vice del primer mandato de Cristina: 

juliocobos20.jpg

El radical se opuso a un proyecto de la presidenta Cristina Fernández para reformar el sistema tributario de la Argentina y aumentar las retenciones agrarias. El voto no positivo de Cobos desnudó las contradicciones dentro del ejecutivo y desató una de las más grandes crisis políticas del kirchnerismo. 

Cobos terminó su mandato sin dirigirse la palabra con Cristina. 

Amado Boudou, el vice del segundo mandato de Cristina: 

boudou.jpg

Fue procesado dos veces mientras estaba en funciones: la quiebra de la empresa Ciccone y la compra de una auto con problemas de papeles. El causa de la imprenta llevó a un escándalo político que condujo a que la oposición pidiera su denuncia. 

Según la causa, Boudou intervino en el rescate de la quiebra de la imprenta Ciccone, a cambio de quedarse con parte de las acciones de las empresas por medio de una sociedad - The old Found- que estaba a manos de su presunto testaferro: José María Núñez Carmona. 

Ahora, que Lijo envíe la causa a juico oral.

 

 

 

 

Comentarios
Comentarios