Los jefes de la banda Los Monos, acusados por organizar el mercado de la droga en la zona de Santa Fe, fueron trasladados al penal de Ezeiza ante el temor por el riesgo de una posible fuga. 

Un llamado anónimo que alertaba sobre un presunto intento de fuga, el sospechoso vuelo de drones sobre el penal y un tiroteo en la puerta de la cárcel el fin de semana llevó a las autoridades del Servicio Penitenciario de Santa Fe a decidir el traslado.

El temor por una posible fuga después del escape de los hermanos Lanatta y Schillaci, llevó a que el gobierno provincial ultime los detalles para que los principales integrantes de la banda fueran trasladados a la órbita del Servicio Penitenciario Federal, tal como lo dispuso un juez federal rosarino en diciembre pasado, al procesar por narcotráfico a los cabecillas de esa organización.

El último hecho que alertó a las autoridades locales, y uno de los más graves, se produjo el sábado pasado a la madrugada cuando dos personas se acercaron con armas de fuego al penal de la localidad de Piñero, donde están alojados los jefes de la banda Ariel Máximo 'Guille' Cantero (27) y Jorge Emanuel Chamorro (26).

 

Comentarios
Comentarios