Después de un video que se viralizó a través de las redes sociales, en el que Lionel Messi le metía un caño divino a Luis Suárez, ahora la víctima de la Pulga fue otra: Javier Mascherano.

El rosarino, en la práctica a la que asistieron miles de fanáticos, se burló del Jefecito y le tiró un cañazo. El público se desató y generó las risas de la Pulga y de Suárez, detrás. 

Comentarios
Comentarios