A los diferentes aumentos que se dieron desde que arrancó el año se le suma el de las patentes en la Ciudad de Buenos Aires, que en algunos casos son superiores al 50 por ciento, mientras que en promedio el impuesto subirá el 31 por ciento. 

En la Ciudad circulan alrededor de 800 mil vehículos que pagan patente y que además deberán contar con la Verificación Técnica Vehicular (VTV) a partir de junio. Además, para unos 48 mil vehículos de alta gama se aplica un diferencial extra destinado al Fondo Subte. En simultáneo, subió hasta un 38% la tasa de alumbrado, barrido y limpieza (ABL), con un valor promedio del 26%.

Desde la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP) explicaron al diario La Nación que las subas impactarán más en los casos de quienes fueron favorecidos en 2015 por el tope establecido en la Legislatura. "En 2016 se verá reflejado el aumento acumulativo de dos años. Se produce un desfasaje entre el precio del auto y el impuesto; la suba en la patente puede ser más alta de la que tuvo el vehículo", explicaron los voceros de AGIP.

En tanto, el monto de la alícuota sigue siendo el 3,2% del valor fiscal del vehículo. Los coches de alta gama tienen un Impuesto a la Radicación más elevado por el mencionado Fondo Subte, que en diciembre de 2012 fue aprobado por la ley 4472 para inyectar dinero mensual al funcionamiento del subterráneo.

Desde el Gobierno aseguran que este año la recaudación estimada ronda los $1276,8 millones, un 27,6%, sin contar lo recaudado por el Fondo Subte que rige para los autos de alta gama.

 

Comentarios
Comentarios