La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos anunció hoy medidas para incrementar la diversidad entre sus votantes a los premios Oscar, en una reacción ante las críticas porque por segundo año consecutivo los 20 nominados a mejor actor y actriz son blancos.

"La Academia tomará la iniciativa y no esperará a que la industria se ponga al día", sostuvo su presidenta Cheryl Boone Isaacs en un comunicado de prensa que anuncia cambios para los miembros y las reglas de votación, que fueron aprobadas por unanimidad en un encuentro el jueves por la noche.

La Academia de Hollywood fue sido criticada por la homogeneidad de sus miembros, que son mayoritariamente mayores, blancos y hombres, y la aparente influencia de esta situación en los Oscar, que solo en pocas ocasiones han reconocido a actores y realizadores que no son blancos.

Un análisis realizado por el diario "Los Angeles Times" en 2012 detectó que el 94 por ciento de los miembros de la Academia eran blancos, el 77 por ciento hombres y que tenían un promedio de edad de 62 años, informó DPA.

Entrega de nominaciones de los Oscar. Mejor pelicula (AFP)

Actualmente los Oscar son concedidos por la votación de los más de 6.200 miembros de la Academia, que son todos vitalicios, y para convertirse en nuevo miembro es estrictamente necesaria la recomendación de los miembros actuales.

A partir de cambios que se implementarán este año, los miembros de la Academia perderán sus derechos para votar en los Oscar si estuvieron inactivos en la industria cinematográfica durante diez años, indicó la Academia.

Agregó que lanzará una campaña global para reclutar a miembros más diversos junto al proceso tradicional de membresía, con el objetivo de duplicar la cantidad de mujeres y miembros no blancos hasta 2020.

Los cambios no afectarán la votación de este año de los Oscar, que se concederán el 28 de febrero, y a los que varias figuras de Hollywood, entre ellos Will Smith, su esposa Jada Pinkett Smith y el director Spike Lee, ya adelantaron que boicotearán para protestar por la ausencia de candidatos negros en las nominaciones.

Ava DuVernay, una directora negra cuya película "Selma" fue desairada en los Oscar en 2015 desatando acusaciones de racismo, se refirió a los cambios como "un buen paso en un largo y complicado viaje para gente de color y las mujeres artistas. El remordimiento es un magnífico motivador", agregó.

Comentarios
Comentarios