El presidente iraní, Hassan Rohani, anunció que el país que conduce volverá a lanzar su relación con Occidente y se reintegrará a la comunidad mundial, tras la entrada en vigor del histórico acuerdo nuclear y la derogación de las sanciones impuestas por Estados Unidos y sus aliados contra Teherán.

"Necesitamos capital y tecnología. Nuestro país es lo bastante estable para atraer a los inversores extranjeros y está preparado para recibirlos", dijo. Unas 140 compañías de 50 países ya visitaron el país. El propio Rohani dijo que, a horas de haberse levantado las sanciones, se abrieron más de mil compromisos de inversión en bancos extranjeros.

En conferencia le preguntaron si Irán admitiría inversiones de Estados Unidos: "Si llegaran, estamos dispuestos a recibirlas", aseguró.

"Queremos tener buenas relaciones con todos los países vecinos", remarcó Rohani en la conferencia, para luego reclamar a Arabia Saudita que "regrese al camino que va en el interés de la sociedad".

 

 

Comentarios
Comentarios