Mientras las fuerzas de seguridad provinciales y federales continúan con la búsqueda de los prófugos condenados por el triple crimen de General Rodríguez, el Gobierno bonaerense removió la cúpula de la Delegación Departamental de Investigaciones de Quilmes tras reconocerse "fallas" en la investigación.

Un operativo por tierra y aire fue desplegado esta mañana para encontrar a Víctor Schillaci y los hermanos Martín y Cristian Lanatta, que se fugaron hace 8 días de la cárcel de General Rodríguez y ahora son buscados por Gendarmería, Prefectura y las policías Federal y Bonaerense.

En paralelo, el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, decidió en las últimas horas el desplazamiento de los jefes de la DDI de Quilmes, después de que se revelara una presunta vinculación de oficiales de esa dependencia con los delincuentes.

Según informaron a DyN fuentes cercanas al Gobierno, Ritondo tomó esta determinación luego de que se cometieran "fallas en los procedimientos" para dar con los prófugos. A su vez, el ministro puso en funciones al comisario mayor Daniel Cantarini, proveniente de la DDI de La Plata, para que sea uno de los encargados de llevar adelante los operativos de rastrillaje.

Ritondo había reconocido ayer la posibilidad de que hubiera "sectores policiales que comparten data con este tipo de mafias en esas zonas del Gran Buenos Aires", al tiempo que aseguró que el ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández "tiene mucho que ver con el submundo de Quilmes", por donde habrían pasado los delincuentes en los días recientes.

Con respecto del megaoperativo de búsqueda, los agentes de las cuatro fuerzas llevaron adelante en las últimas horas 37 allanamientos que se centraron en el partido bonaerense de Berazategui, entre el Parque Pereyra Iraola y la zona de Villa España, Florencio Varela y Quilmes.

Los lugares apuntados son domicilios de personas que aparecen, de alguna u otra manera, vinculadas a los criminales por la causa por la que fueron condenados.

En tanto, sobre Schillaci y los hermanos Lanatta, Diego Ferrón, hermano de una de las víctimas del triple crimen de General Rodríguez, estimó que "algún tipo de ayuda tienen" que les permite "continuar la fuga".

El hermano de Damián Ferrón sostuvo que los delincuentes "no pueden andar siete días en autos, dando vueltas, sin comer, sin dormir" y aseguró que "hay alguien que les va brindando algún tipo de apoyo para que puedan continuar la fuga".

Hacia las primeras horas de la tarde, los rastrillajes por la zonas del sur del conurbano bonaerense continuaban con helicópteros y móviles de las distintas fuerzas de seguridad.

 

Comentarios
Comentarios