La jueza Sandra Arroyo Salgado determinó ayer el sobreseimiento de Ernestina Herrera de Noble en la causa en la que había sido denunciada por presunta apropiación de hijos de desaparecidos durante la dictadura militar.

La magistrada consideró en el fallo que no existe evidencia para probar la acusación.

"En atención al resultado negativo que arrojó el peritaje de ADN a los fines de establecer vínculo biológico con los grupos familiares de personas desaparecidas durante la última dictadura militar que integran el Archivo Nacional de Datos Genéticos, no existe motivo bastante de sospecha", sentenció la jueza, rechazando un pedido del fiscal Fernando Domínguez para una nueva declaración indagatoria de Herrera de Noble.

La resolución fue tomada ayer por la jueza. La causa había sido iniciada en el año 2001 por las Abuelas de Plaza de Mayo.

 

Comentarios
Comentarios