El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cayó un 3,26% y perforó el piso de los 29 dólares, al descender hasta los 28,46 dólares por barril, lo que significó su peor performance desde noviembre de 2003.

Así, el crudo de referencia norteamericano perdió 96 centavos de dólar con respecto a la cotización anterior, golpeado por la sobre oferta ya existente, a la que se le sumaría unos 500.000 barriles demás, aportados por Irán en los próximos días, junto a una ralentización económica global que produzca una merma en la demanda.

Sin embargo, según un informe realizado por la Agencia Internacional de Energía (AIE), se puso en duda la capacidad iraní para colocar inmediatamente en el mercado esa cantidad de petróleo, como así también, encontrar clientes.

De todas maneras, el trabajo realizado por dicho organismo sostuvo que la brecha entre demanda y oferta para el primer semestre de 2016 será de 1,5 millones de barriles y espera que la producción del país persa se ubique en los 600.000 barriles diarios.

Por otro lado, el crudo de Brent, detuvo su caída y ganó un 0,73%, al alcanzar los 28,76 dólares por barril. El petróleo de referencia europeo, que en lo que transcurrió de 2016, perdió un 25% de su valor, subió ante los datos oficiales de una mejora en la economía china y por el convencimiento de que Beijing aprobará medidas de incentivo.

 

Comentarios
Comentarios