Ekel Meyer, ministro de Seguridad de Jujuy, habló sobre el caso de Milagro Sala y dijo que, si reciben una orden judicial, desalojarán la plaza principal de San Salvador sólo con una intimiación de la policía provincial, en principio con personal femenino y que evitarían el uso de la violencia.

Ratificó la decisión del Gobierno de Gerardo Morales de no dialogar con Milagro Sala para evitar su "intermediación" con las cooperativas de trabajo que conduce.

Meyer ratificó la "vocación de diálogo" del gobernador Gerardo Morales, como lo viene llevando a cabo desde que asumió "con todos los cooperativistas", a fin de "pedirles que se reempadronen para tener los beneficios", puntualizó.

milagrossala.jpg

 

En diálogo con Radio El Mundo, el Ministro de Seguridad provincial aclaró que "las denuncias fueron hechas por cooperativistas que trabajaban con Milagro Sala, no por el Gobernador, actores particulares que eran parte", destacó Meyer.

El funcionario explicó básicamente cómo fueron los hechos: "Llegaron los fondos de la Nación, a los cooperativistas, cobraron ese dinero y fueron llevados a algún domicilio particular de la organización", dando a entender que nunca se volcaron a las obras destinadas.

"Está detenida por una causa que la lleva adelante la justicia ordinaria de Jujuy (Instigación a cometer delitos, y por obstruir el libre tránsito). El poder ejecutivo provincial no tiene nada que ver con el normal funcionamiento de la justicia", concluyó. 

En el lugar, ocupado desde el pasado 14 de diciembre, "pernoctan alrededor de 150 a 180 personas", pero ya fueron quitadas las carpas que cerraban el tránsito en las arterias laterales, describió.

 

Comentarios
Comentarios