Avancen las gestiones entre Buenos Aires y Washington para que la Argentina regrese al selecto grupo de países que no necesitan visa de turista y negocios para ingresar a los Estados Unidos.

De confirmarse, sólo sería obligatorio completar a través de Internet el Sistema Electrónico para la Autorización de Viaje (ESTA), cuya aprobación es casi inmediata con un costo de 14 dólares.

A pesar de la voluntad de Macri y Obama, desde Washington ya advirtieron que habrá que ver cómo actúa la oposición republicana en el Capitolio, que se suele oponer a este tipo de concesiones.

 

La Argentina supo pertenecer a ese grupo de privilegio durante el mandato de Carlos Menem. Tras las crisis de 2001 y 2002, que llevó a miles de argentinos a emigrar en busca de un mejor porvenir, Washington excluyó al país.

cola_sina.jpg

En noviembre del año pasado, el Consulado de Estados Unidos en Buenos Aires se convirtió en el segundo en el mundo que más visas otorgó, detrás del de Beijing. En números, se emitieron alrededor de dos mil quinientos permisos por día. En octubre se entregaron un total 32 mil y más de 600 mil argentinos viajaron a vacacionar en Estados Unidos, principalmente en Florida, Nueva York, Texas y California.

 

 

 

 

Comentarios
Comentarios