El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, habló por última vez ante el Congreso como Presidente y brindó un mensaje de esperanza para "los próximos cinco, diez años". Buscó defender los logros obtenidos a lo largo de sus dos gobiernos en el discurso del Estado de la Unión.

En materia de política exterior, en tanto, el mandatario reivindicó el rol de líder mundial de Washington al afirmar que "la gente en el mundo no busca en Moscú o Beijing un liderazgo, nos mira a nosotros", según transmitió en vivo el canal de noticias local NBC.

Obama sostuvo que "en el mundo actual, no estamos amenazados por imperios malvados, sino por estados fallidos", destacó "conflictos milenarios en Medio Oriente y llamó a "eliminar" a la milicia del Estado Islámico (EI), al mismo tiempo que pidió no ser la "policía del mundo".

Sin embargo, criticó duramente a las voces más dramáticas y sostuvo que el Estado Islámico "no amenaza la existencia nacional" de Estados Unidos, como muchos dirigentes dicen desde el año pasado, y advirtió que "los mensajes exagerados de que esta es la Tercera Guerra Mundial solamente benefician" a los yihadistas.

Obama_estado_de_la_union_Interior.jpg

Una de las pocas menciones a América Latina estuvo relacionada a Cuba y el restablecimiento de relaciones diplomáticas negociada entre su gobierno y el de Raúl Castro. "Si quieren mejorar nuestro liderazgo en el hemisferio, reconozcan que la Guerra Fría terminó, levanten el embargo contra Cuba", sentenció Obama, ganándose el aplauso de gran parte de la bancada oficialista y el silencio unánime de la oposición republicana, mayoría en las dos cámaras del Legislativo.

Obama reivindicó y defendió su gestión como hizo en los años anteriores. Dijo que "cualquiera que diga que la economía de Estados Unidos está en declive está pedaleando en el aire" y llamó a fortalecer las políticas sociales y defender la reforma de salud, su gran conquista política.

Hizo varias referencias a la falta de acuerdos que paralizaron el Congreso durante los últimos cinco años en temas centrales, como una reforma penal, una reforma del sistema de votación o para aumentar el salario mínimo.

Obama_estado_de_la_union_Interior_1_.jpg

Obama hizo una clara crítica al favorito de la oposición republicana, el empresario multimillonario Donald Trump. "Cuando algunos políticos insultan a musulmanes -incluidos nuestros propios ciudadanos-, cuando una mezquita es atacada, cuando un niño es insultado...está simplemente mal", sostuvo el presidente estadounidense, en un referencia muy clara a la propuesta de Trump de prohibir la entrada al país de todos los musulmanes, incluidos los norteamericanos. 

El Presidente dio su discurso del Estado de la Unión a sólo dos semanas del inicio de las primarias, que definirán los dos candidatos finales para los comicios de noviembre. Obama ya adelantó que no apoyará a ningún candidato.

 

 

 

Comentarios
Comentarios