Después de la caída de Cristian y Martín Lanatta y Víctor Schillaci, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, aseguró que ahora irán por la captura de Ibar Pérez Corradi, autor intelectual del triple crimen y que se encuentra prófugo más de tres años y medio. En materia de narcotráfico, Vidal consideró que "durante muchos años la política miró para otro lado o fue cómplice" 

Vidal aseguró que la recaptura de los Lanatta y Schillaci significa "un primer paso, el inicio de un camino, tenemos mucho que luchar en una lucha que va a ser muy difícil, que nos va a llevar tiempo, donde vamos a tener dificultades pero tenemos nuestro compromiso y el del presidente Mauricio Macri de ir a fondo, de ir hasta el hueso en serio, y de no aflojar ni un segundo en esta pelea contra el narcotráfico".

Perez_Corradi_Interpol.jpg

La gobernadora bonaerense destacó que "en quince días los tres prófugos volvieron a la cárcel", mientras que "su jefe, Pérez Corradi, hace más de cuarenta meses que está prófugo". De esta manera se diferenció del gobierno anterior respecto a la situación del sindicado jefe narcotraficante y prometió: "Vamos a ir a buscarlo, igual que buscamos a estos tres: con la misma firmeza y enfrentando dificultades, que las hay".

Ibar Pérez Corradi es considerado por la Justicia de Estados Unidos un narcotraficante de relevancia por sus negocios que unieron a las rutas de la droga entre la Argentina a México o en dirección a otros países.

Lo cierto es que para investigadores del narcotráfico local e internacional fue Pérez Corradi uno de los principales nexos del narco argentino con el del Cartel de Sinaloa y es fuertemente buscado por Interpol. Además, era socio de Martín Lanatta y acreedor de Sebastián Forza, una de las víctimas del triple crimen de General Rodríguez.

Comentarios
Comentarios