Representantes del Gobierno nacional, de Chubut y de los sindicatos petroleros de esa provincia se reunieron este miércoles para intentar destrabar el conflicto por la quita de subsidios al sector .Aunque se pasó a un cuarto intermedio hasta el martes y hubo un halo de optimismo entre los participantes, los trabajadores ratificaron un paro a partir de las 20 horas de este miércoles.

El conflicto, que mantiene en vilo a 12.000 trabajadores del sector, se debe a la fuerte caída del precio del petróleo a nivel internacional, situación que repercute en los resultados de las empresas.

Debido a esto y mientras las bolsas de todo el mundo caen en parte por la baja del precio del petróleo, que llegó a su valor mínimo en los últimos 12 años, se realizó el encuentro en el Ministerio del Interior, del que participaron el titular de la cartera, Rogelio Frigerio, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, el ministro de Hidrocarburos provincial, Sergio Bohe, el secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut (SPGPCh), Jorge Ávila, y el titular del Sindicato Petroleros Jerárquicos, José Llugdar.

Cada una de las partes expuso su posición y, si bien no hubo un acuerdo, Das Neves anunció que el próximo martes volverán a reunirse representantes nacionales, provinciales, gremios y las tres empresas que operan en la provincia YPF, PAE y Tecpetrol.

Al término de la reunión en Casa Rosada, Das Neves explicó que para hacerle frente a la caída del precio internacional del petróleo "debemos de alguna manera ir a una especie de subsidio" para sostener el precio interno, aunque aclaró que "no queremos que se subsidien a las empresas operadoras como algunos dicen".

Frigerio aseguró que el conflicto "es un tema internacional", a la baja del precio del petróleo a nivel mundial se suma la intención del Gobierno nacional revisar los subsidios que sostienen el valor interno del barril en torno a los 60 dólares, lejos de los 28 dólares que cuesta hoy.

Por su parte, el gremialista Jorge Avila sostuvo que los "trabajadores siguen en estado de alerta" pero que retomarán sus actividades hasta el próximo martes, día en el que habrá una nueva reunión entre las partes en Casa de Gobierno.

En esa línea, sostuvo: "Acá no gana nadie, sólo los trabajadores si se quedan con sus puestos de trabajo. La solución a esta situación depende de todos los sectores: trabajadores, gobierno nacional, provincial, pero también de las operadoras. Todos tenemos que poner un poquito para salir adelante más allá de los diferentes pensamientos políticos que tiene cada uno".

Aún así, el SPGPCh ratificó un paro sin asistencia a los pozos que comenzará este miércoles a las 20 horas. El objetivo es garantizar la presencia de los trabajadores en la asamblea que el sindicato realizará mañana en su sede, en la que esperan la presencia de unos 20 mil petroleros y en la que se decidirán los pasos a seguir. Una de las opciones es instalar una "carpa negra" frente a la Casa Rosada.

 

Comentarios
Comentarios