El abogado de las hijas de Nisman, Federico Casal, sostuvo por Radio El Mundo que "en el expediente hay pruebas suficientes como para descartar el suicidio". Por otra parte dijo que no tiene "elementos para formular una imputación" en el sentido de que el ex jefe del Ejército César Milani ordenó el asesinato del fiscal pero que él cree que "el plan es propio de una especialización de gente relacionada con los servicios de inteligencia nacionales o extranjeros".

"No tengo elementos para formular una imputación en esos terminos (intervención de Milani) pero esto requirió la intervencion de gente especializada. Fue una maniobra propia de agentes nacionales o internacionales y Milani tenia predicamento en estas gestiones", afirmó Casal en diálogo con Radio 10.

El abogado afirmó que "es cuestionable el peritaje que realizó (Fein) sobre el arma que dio muerte a Nisman" y dijo contundentemente que a Fein la causa "le quedó enorme".

"Fue un hecho  perpetrado con mano de obra profesional. El último interrogante es quién será el actor intelectual del crimen", sostuvo Casal en una entrevista con Fabián Domán en el programa Mañanas Argentinas.

La causa "no contó con el aliento político para que esto siga adelante", agregó. "Nosotros decimos que el homicidio está aprobado, si el homicidio está probado debe intervenir la justicia federal", sostuvo el defensor de la familia del fiscal muerto. 

Además fue contunden al manifestar que Diego Lagomarsino plantó el arma en el departamento de Nisman: "Para que se sospeche del suicidio alguien tenía que intervenir".

 

Comentarios
Comentarios