Scarlett Johansson habló sin filtro sobre el concepto del matrimonio, luego de que pasaran ya tres semanas de haber terminado su relación con el periodista francés Romain Dauriac, con quien estuvo casada dos años. "No creo que sea natural ser una persona monógama", le dijo la actriz neoyorquina de 32 años a la revista Playboy.

Johansson, que está promocionando la película Ghost in the Shell, la cual se centra en la ciencia ficción y manga. Este filme está dirigido por el inglés Rupert Sanders. Cabe destacar, que la actriz también estuvo casada con el actor Ryan Reynolds entre 2008 y 2010. Por dicha razón, se podría entender por qué la rubia ya no cree tanto en los contratos del amor. 

"Creo que la idea del matrimonio es muy romántica, es hermosa, y en la práctica puede ser algo muy bello. Pero no creo que sea natural ser una persona monógama. Tal vez sea cuestionada por decir esto, pero creo que implica trabajo (el matrimonio), mucho trabajo. El hecho de que sea un trabajo para mucha gente, para todos, prueba que no es algo natural", explicó.

Sobre el matrimonio, sostuvo que "involucra a muchas personas que tienen nada que ver con tu relación, porque es un contrato legal y eso tiene peso". "Estar casado es diferente a no estarlo y cualquiera que te diga que es lo mismo estaría mintiendo. Cambian cosas. Es una linda responsabilidad, pero es una responsabilidad", señaló

Además, se refirió a sus experiencias: "Es un hecho (la monogamia) que yo respeto mucho, y que he practicado, pero definitivamente va en contra de un instinto que permite ver más allá". La actriz y su última pareja se casaron en secreto en 2014, dos años después de haberse conocido. La última vez que fueron vistos juntos fue en octubre, durante un evento de prensa en París, donde ella hizo de vendedora de pochoclos.

Comentarios
Comentarios