Se generó un gran escándalo que tiene a Netflix como protagonista. El filme Okja, del surcoreano Bong Joon-ho, es la primera película producida por la plataforma de streaming en competir por la Palma de Oro. Pero la proyección tuvo varios inconvenientes en la Sala Lumière. Hubo una interrupción de 7 minutos por "problemas técnicos".

Lo que pasó fue que en el Gran Teatro Lumière del Palais des Festivals, el telón no estaba levantado del todo sobre la pantalla, y tapaba buena parte de la proyección. En varias escenas del comienzo, la cabeza de la protagonista Tilda Swinton aparecía cortada. Ya cuando había comenzado la proyección, y apareció el logo de Netflix, gran parte de la sala estalló en aplausos, los cuales de a poco se convirtieron en abucheos por el problema en la proyección.

A causa de esto, no tardaron en surgir rumores de un posible boicoteo debido a la polémica que planea sobre esta edición de Cannes por el hecho de que dos producciones de Netflix (Okja y The Meyerowitz Stories) compitan por la Palma de Oro, cuando los filmes están destinados a la televisión y no a las salas de cine. Por dicha razón, la dirección del festival se apresuró a enviar un comunicado en el que aseguraba que el problema era exclusivamente de carácter técnico.

Comentarios
Comentarios