Jeremy Meeks, el preso que saltó a la fama tras difundirse en las redes la foto de su ficha policial, desfiló en la Semana de la Moda de Nueva York para la firma Philipp Plein. Estuvo encarcelado durante más de tres años por tenencia ilegal de armas y hurto mayor, pero ayer se subió a la pasarela en la mítica Biblioteca Pública de Nueva York, en la que desfiló junto a conocidas estrellas del rap como Desiigner, Fetty Wap o Young Thug.
 

La foto de su ficha policial. 


“Estoy intentando disfrutarlo todo y es un poco abrumador”, dijo Meeks, de 33 años, al diario local New York Post. “Este espectáculo es alucinante. Me siento honrado y bendecido”, agregó. Los medios describieron a Meeks, casado y padre de tres hijos, como una persona dulce y educada, a quien dijo no importarle su sobrenombre del “preso más lindo del mundo”. “Acepto ese nombre. Aceptaré cualquier nombre que la gente me quiera dar porque estoy muy agradecido”, explicó el antiguo reo.
 

 


Meeks comenzó su carrera como modelo en marzo de 2016 después de haber sido puesto en libertad, puesto que ya tenía firmado un contrato con una agencia gracias a la foto de su ficha policial, que dio la vuelta al mundo en 2014 tras saltar a las redes sociales.
​​​​​​​

 

Comentarios