El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un crédito para la provincia de Buenos Aires, en este caso por 960 millones de dólares, que será teóricamente destinado a obras de mejora de acceso en el servicio de agua potable del Conurbano.

Ver ademásUna calificadora de riesgo advirtió: “si no hay crecimiento, la deuda se volverá preocupante”

El gobierno de María Eugenia Vidal emplearía el dinero para mejorar el acceso a saneamiento, incrementar la disponibilidad de agua potable, apoyar el fortalecimiento y sostenibilidad de AySA (empresa operadora de los servicios) y mejorar las condiciones de tratamiento y disposición de las aguas residuales para los habitantes del Conurbano, donde viven cerca de 11 millones de personas.

La entrega del nuevo empréstito será en dos partes. La primera parte de la línea de crédito (de u$s 305 millones) se utilizará para financiar la ampliación del sistema de alcantarillado en los partidos de Moreno y San Miguel. 

Además, está prevista la construcción del emisario de Berazategui, que asegurará una disposición adecuada de las aguas residuales generadas por 5,1 millones de habitantes y que son vertidas al Río de la Plata.

El proyecto también incluye la probable compra de equipos para reducir las pérdidas físicas de agua y disminuir la demanda insatisfecha de agua potable para cerca de 130.000 personas.

Además, Finanzas destaca que "el préstamo contempla el financiamiento de acciones de fortalecimiento institucional mediante la mejora del marco regulatorio de AySA", de las capacidades y competencias del personal de la empresa, y la reorganización operativa para hacer frente a la ampliación del área de prestación de los servicios.

Ver ademásNueva emisión de deuda por parte del Gobierno: ahora 81,7 millones de dólares a 251 días

Con éste, se sigue sumando deuda (a través de Letras, Bonos y Créditos) por parte del Estados Nacional y de Buenos Aires en particular. La mayoría de ellas pagables dentro de plazos largos, por lo que lo más probable es que sean una “carga” para gobiernos venideros.

Comentarios
Comentarios