0

La facturación de los supermercados y grandes centros de compra durante agosto creció por debajo de los principales indicadores de inflación que miden la Ciudad de Buenos Aires y San Luis, con un ascenso en supermercados a $ 24.232 millones, lo que representó una suba interanual del 21,2%, y en "Shoppings" a $4.252 millones, un 12,6% más, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

En tanto, la Oficina de Estadísticas del Gobierno Porteño registró en agosto un aumento interanual de los precios del 43,5%, mientras que su par de San Luis estimó que la inflación minorista acumuló una suba del 37,8% en doce meses.

Desde el ámbito privado, las perspectivas no son más favorables, y así la consultora privada CCR registró en septiembre una merma del 8,8% en el consumo general de los comercios contra el mismo mes del año anterior. 

La caída es la más importante de los últimos años y la perspectiva de corto plazo tampoco es favorable: en la medición de los seis primeros días de octubre, la baja es aún mayor si se compara con los números del 2015.

Si bien aún las cifras no están desagregadas por sectores, hay otro dato que es relevante para analizar la coyuntura económica y el comportamiento del consumidor: en septiembre, no sólo cayeron casi un 9% las ventas generales, sino que, además, lo que se vendió fueron unidades de menor valor. 

En otras palabras, el público que compró se volcó a las segundas y terceras marcas y las empresas no pudieron compensar pérdidas con precios más bajos.
 

0 · Comentarios