El Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), de capitales fundamentalmente españoles, emitió un informe en donde recortó las previsiones de crecimiento para la economía argentina de este año. El departamento de investigación del BBVA prevé ahora un crecimiento mucho menor, ubicándolo en un 2,8%, mientras que la inflación prevista rondaría un 25,9%, con un déficit fiscal de 4,7%.

El informe del BBVA Research advirtió que la débil actividad local en el segundo semestre de 2016 "lleva a revisar a la baja" las previsiones de crecimiento en 2017 al 2,8%, cuando en diciembre se proyectaba un 3%.

Respecto a la previsión de crecimiento de la economía argentina para 2018, la ubica en un 3%, aunque resalta la persistencia del fenómeno inflacionario, que "aún no converge al rango meta del Banco Central".

La moderación en materia de precios minoristas "sólo se empezó a observar de manera más clara al final del año pasado", aunque "se mantiene relativamente elevada, por encima del rango objetivo" (38% de suba interanual en enero), constata el banco español.

En concreto, el estudio prevé una inflación de 25,9% este año y de 15,8% en 2018.

El informe expresa que “el freno de la inflación será algo más lento de lo que se esperaba, debido a una mayor inercia inflacionaria y mayores subidas de las tarifas de servicios públicos”.

En materia fiscal, en tanto, espera que el déficit disminuya ligeramente desde el 4,8% anotado en 2015 y 2016 hasta 4,7% este año, y proyecta un desequilibrio presupuestario de 4,4% para 2018.

En ese marco se observa una gradual caída de las tasas de interés, que se ubicarían en un nivel promedio de 17,58% durante 2017 y continuarían declinando hasta 11,88% el año próximo.

El BBVA Research proyecta asimismo un tipo de cambio promedio anual de 16,85 pesos por cada dólar, lo cual implicaría una apreciación real, dada la depreciación nominal de la moneda argentina de apenas 14% en comparación con el valor de la divisa el año pasado.

Comentarios
Comentarios