El combustible aumentó un 10% en las estaciones de servicio, en lo que va de 2016 el aumento es superior al 31%, y desde el Gobierno no descartan nuevas subas en los precios.

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, explicó que los posibles incrementos en el futuro pueden darse por una "variación de precios que no depende de lo que ocurre en Argentina".

"El precio de los combustibles depende mucho del precio del petróleo crudo. Si ese precio y el tipo de cambio se mantiene en los niveles en que estamos hoy, creo que el de ayer será el último aumento del año", opinó Aranguren.

"No puedo pronosticar qué es lo que va a ocurrir con algo que tiene variaciones de precios que no depende de lo que ocurre en Argentina", aseguró el ministro. El funcionario admitió también que actualmente el precio de naftas y gasoil en la Argentina "está entre los más altos" del mundo.

Desde el sector expresaron su preocupación por el aumento en los combustibles y aseguran que habrá un impacto en la inflación. "Espero que el Gobierno explique por qué aumentaron las naftas. Estamos tan sorprendidos como el público y tenemos que afrontar las consecuencias primero porque tenemos que reducir el capital del bolsillo para poder seguir trabajando", explicó a Radio El Mundo el presidente de la Federación de Entidades del Combustible, Luis Malchiodi.

"Nosotros nos enteramos del aumento por las noticias, nadie nos dijo nada. Este aumento no se debe a ningún facto conocido, supuestamente está relacionado con la situación que dejó el Gobierno saliente. Esto va a repercutir en la inflación sin ninguna duda”, afirmó Malchiodi en diálogo con Fabián Doman, en "Mañanas Argentinas".

Comentarios
Comentarios