Un relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) indicó que hubo una caída del 3,6% frente a igual fecha del año pasado en las ventas por el Día del Padre. La caída es importante si se tiene en cuenta que en 2016 para esta misma fecha las ventas se habían retraído 7,5%. 

Según el informe, el ticket promedio se ubicó en 570 pesos, un 18,7% más que el año pasado, aunque la inflación fue superior, lo que muestra un cauteloso consumo. 

Fabián Tarrío, presidente de CAME, explicó que: "los comercios hicieron un gran esfuerzo de promociones para recuperarse y poder competir. Muchos lanzaron promociones muy interesantes para captar público y tuvieron mejores ventas".

Entre los principales descuentos se destacaron rebajas de entre 35% y 50% en indumentaria, calzados, vinos, restaurantes, y artículos electrónicos principalmente, o negocios que ofrecían por cada compra sorteos con la posibilidad de ganar pasajes en avión, cupones de descuentos, cenas, y otros regalos.

Según el análisis de demanda realizado por Focus Market para CAME sobre una encuesta en 2364 consumidores, el 15% de las ventas del Día del Padre fueron on line, el 43% se realizaron en comercios a cielo abierto, el 11% en supermercados y el 31% en shoppings. 

Comentarios
Comentarios