0

Mauro Icardi vive un momento tenso en el Inter, después que haberse publicado un libro donde amenazó a la barra del equipo con llevar "100 amigos asesinos" de Argentina para que "los maten a todos" y, por eso, el club decidió aplicarle una sanción por violar el reglamento interno, según informan medios de Italia. 

En un comunicado oficial, el Inter confirmó que el delantero recibió un castigo por parte del club. El argentino pidió disculpas después de sus polémicas declaraciones, lo que motivó que aparezca una bandera frente a su casa que decía: "Avisá cuándo llegan tus amigos de Argentina".

"Fui enseñado siempre que el Inter es ante todo una gran familia. Los tiempos difíciles o malentendidos pueden ocurrir. Todo se deriva de una página de mi libro donde algunos tonos son inapropiados. He ofendido a mucha gente y realmente lo siento", se disculpó el capitán. 

El comunicado: 

"Me disculpo y voy a trabajar para que nadie pueda sentirse ofendido, traicionado ni amenazado. Voy a tratar de ser más cuidadoso y mirar para adelante. Todos juntos tenemos un solo objetivo: El bien de Inter, porque no hay nada más grande que este club", finalizó.

En su biografía Icardi había remarcado que había nacido en una de las zonas con mayor índice de criminalidad de Sudamérica, en referencia a la ciudad de Rosario, y que, por eso, iba a llamar a "100 amigos asesinos" para que maten a toda la barra.

En el partido ante Cagliari, la gente silbó y chifló al delantero, que erró un penal. También había banderas que lo increpaban después de conocerse lo que había dicho en el libro. 

En el encuentro que el jugador mantuvo con su compatriota Javier Zanetti, vicepresidente de Inter; se decidió que el libro autobiográfico “Siempre adelante. Mi historia secreta” no será retirado del mercado pero cuando se reedite se eliminará el capítulo que generó la polémica.

Mirá también: 

 

 

0 · Comentarios