En el partido de vuelta por los octavos de final, el Barcelona recibió al Athletic de Bilbao, que en la ida había ganado 2 a 1. El encuentro había comenzado bien para el conjunto catalán que ganaba por 2 a 0 con goles de Luis Suárez y Neymar de penal. Sin embargo, Athletic logró descontar a través de Enric Saborit.

Con este resultado, el mismo de la ida, el partido se iba a tiempo extra. Pero a casi 15 minutos del final, apareció otra vez Lionel Messi con un golazo de tiro libre para poner el 3 a 1 y sellar la clasificación de su equipo

 

Comentarios
Comentarios