En la televisión japonesa, Lionel Messi es el blanco favorito para realizar usando sus mejores habilidades, una serie de curiosos desafíos. Desde penales con un arquero Robot, tiros al aro de básquet hasta demostraciones de control del balón.

Ahora, el crack de la Selección Argentina debió superar a un arquero inflable de más de tres metros de altura y que tapaba gran parte del arco. Con el objetivo de complicar a la Pulga, movía sus brazos para tapar los pocos espacios que quedaban.

Mirá el video completo:

 

Otro desafios de Messi:

 

Comentarios
Comentarios