Boca Juniors se puso en ventaja casi desde el vestuario. No sólo estaba en ventaja desde el partido de ida (1-2), sino que a los pocos minutos del primer tiempo el árbitro falló un penal a favor del conjunto xeneize, que Carlos Tevez cambió por gol.

Rápidamente, el conjunto paraguayo igualó el partido con un gol de Rojas. 

El equipo de Guillermo se fue al vestuario preocupado ante los continuos avances del equipo visitante. El segundo tiempo no comenzó mejor, hasta que promediando la etapa apareció Pavón y alivió al equipo local. Pérez remató el partido sobre el final y puso el 3 a 1.

Comentarios
Comentarios