El presidente del Episcopado, monseñor José María Arancedo, se mostró preocupado por los efectos de la "inflación creciente" y destacó la necesidad de crear empleo.

"El momento actual no es fácil, se está en un cambio de gobierno, de orientación política, con una inflación que no se ha logrado dominar", señaló el referente de la Iglesia. 

 Arancedo argumentó que "no se podría estar uno o dos años en un contexto de inflación creciente. Eso tiene que encontrar una salida y eso también es cuestión de crear empleo, trabajo digno e inversiones".

En abril, la inflación fue del 7 por ciento según indices privados y la suba de precios alcanza el 20% en los primeros cuatro meses del año. 

Comentarios
Comentarios